¿A qué saben las Islas Canarias?

 Herencia de los Guanches con reminiscencias africanas y latinoamericanas, la gastronomía de las Islas Canarias constituye un importante elemento de la identidad cultural del pueblo canario y es un motivo obligatorio de visita para cualquier paladar.

 idea-islas.jpg

Más allá del sol, la playa y las agradables temperaturas que hay durante todo el año, Canarias presume de encantos gastronómicos entre los que encontramos los chicharros con mojo, el conejo en salmorejo, el puchero o los potajes y ranchos. La diversidad de exquisiteces de su cocina la convierten en el destino ideal hasta para el sibarita más selecto.

En Fuerteventura, Queso majorero (y si es con mojo, mejor)

Acompañado de papas arrugadas, a la plancha o simplemente con un poco de pan, es un plato que gusta a la gente local y a los turistas.

El queso goza de premios nacionales e internacionales. Se elabora con leche de cabra y lo puedes encontrar en varias modalidades (fresco, semi y curado). Se produce en los municipios de Antigua, Betancuria, La Oliva, Pájara, Puerto del Rosario y Tuineje.

Y qué mejor manera de comerlo que con un rico mojo rojo o verde. El mojo es un himno para los canarios: una salsa compuesta por ajo, aceite, pimiento, comino, pimientas piconas, sal y vinagre y que no deja a nadie indiferente. ¡No dejes de probar un buen mojo casero!

Dónde degustarlo:

En Betancuria se encuentra uno de los restaurantes más singulares de la isla en cuanto a su relación con los quesos autóctonos: La Casa del Queso (C/ Roberto Roldán, 16) y en sus pocas mesas rinde un verdadero homenaje a este alimento. También podrás comprar los quesos ahí.

Y además de queso…

Betancuria es el municipio menos poblado de Fuerteventura (apenas 800 habitantes), y no cuenta con infraestructuras turísticas ni playas idílicas, pero es la localidad de mayor interés histórico artístico de la isla y uno de los lugares menos desérticos. Destaca la Iglesia de Santa María, del siglo XV, que cuenta con diversas obras de arte sacro. También, en sus alrededores, hay lugares en los que comprar artesanías y recuerdos. Otro lugar de visita obligatoria es el Museo Arqueológico de Betancuria, muy curioso si te apetece contemplar los modos de vida de los antiguos lugareños.

En La Gomera, el Almogrote

Surgido como una manera de aprovechar el queso que se pone duro, esta crema o paté canario, se ha convertido en una de las señas de identidad de la tradición culinaria de la Isla de La Gomera, en particular, y de todo el Archipiélago en general. Se elabora con queso duro, pimienta, aceite y, en ocasiones, tomate. Es una mezcla exquisita, con un toque picante, ideal para acompañar al pan y a las papas.

El queso gomero, en proceso de obtención de su “denominación de origen”, está elaborado artesanalmente a partir de la leche de tres razas de cabras autóctonas, mezclado o no con leche de oveja y es considerado por algunos entendidos como el mejor queso fresco del mundo.

Dónde degustarlo:

Restaurante El Silbo (Crta. General, 102), en Hermigua, ofrece una carta tradicional y deliciosa en una estupenda terraza.

Y además de Almogrote:

La Gomera es una isla pequeña. Sin duda, el viaje a la isla debe incluir la visita al Parque Nacional de Garajonay, y El Cedro. El Parque Nacional de Garajonay alberga la mayor diversidad de formaciones vegetales y monumentos geológicos. Y su leyenda narra la historia de un amor imposible entre dos jóvenes aborígenes que terminan suicidándose juntos.

El Cedro es un lugar de naturaleza virgen con multitud de rutas de senderismo que puedes consultar desde el pueblo de Hermigua. Helechos, Laurisilvas, un riachuelo… todo ello sumergido en un paisaje idílico.

En Tenerife, plátanos

Tenerife cuenta con las condiciones y el clima idóneos para obtener unos plátanos con un sabor aromático sin igual. El plátano es un símbolo de las islas y una fruta con un solo apellido:“de Canarias”.

En Tenerife hay hasta una “ruta del plátano” para conocer de cerca su cultivo y bondades. El Cabildo de Tenerife suele convocar frecuentemente este tipo de rutas, no sólo del plátano, sino también de otros productos típicos locales para dar a conocer la cara de las islas que va más allá del sol y las playas.

Dónde degustarlo:

Casa Mi Suegra (camino San Antonio 38280), en Tegueste, elabora un plátano frito con papas arrugadas y mojo picón muy popular, además de otros platos típicos como la ropa vieja o la carne de cabra.

Además de plátanos:

La isla es muy conocida por sus playas y sus rincones soleados del sur. Pero el Norte ofrece una singular oferta de pueblos autóctonos y preciosos.

La Villa de Tegueste se encuentra en el nordeste de Tenerife, a las puertas del Parque Rural de Anaga. El parque rural de Anaga es una maravilla natural declarado Reserva de la Biosfera. Montañas, barrancos, bosques de laurisilva y pequeños pueblos que aseguran que la isla sea un destino mucho más allá del sol y la playa.

La Orotava es otro imprescindible en el norte de la isla. Pasea por sus callejuelas, observa sus casonas, iglesias, plazas y sus antiguos molinos en los que aún se produce gofio.

En Gran Canaria, papas

Papa negra, bonita, nueva, colorada... hay tantas papas como sabores únicos, por lo que degustar alguna de sus variedades puede convertirse en un viaje sensorial. La papa canaria tiene Denominación de Origen Protegido: se trata de un auténtico plato canario, amado por los lugareños y por todos aquellos visitantes que la degustan en alguna ocasión. Podríamos decir que hay tantas formas de comer papas, como formas de cocinarlas: arrugadas, sancochada, guisadas, fritas, rellenas... y también como componente de potajes y otra importante cantidad de platos de la gastronomía canaria.

Dónde degustarlas:

En Maspalomas encontramos El Senador (Paseo del Faro), un lugar excepcional en la playa.

Además de papas:

Maspalomas es famosa por sus amplias extensiones de dunas en la costa, que rodean la reserva natural de Dunas de Maspalomas. Además de las dunas y playas como la del Inglés y San Agustín, Maspalomas cuenta con una extensa oferta de ocio. Visita su Parque Botánico, con más de 500 especies vegetales y toda la paz del mundo. No abandones la isla sin conocer el Puerto de Mogán y la capital y su casco histórico Vegueta.

En El Hierro, Gofio

Posiblemente se trate del alimento más antiguo que existe en las Islas. Durante siglos, esta mezcla de granos tostados y molidos a la piedra con sal, fue la base de la gastronomía canaria. Podrás encontrarlo en “escaldón”, que además de mezclar gofio y caldo también incorpora carne de ternera troceada, papas, tocino...todo ello según el gusto del cheff… La pella tradicional de gofio,el gofio dulce, o el gofio como acompañamiento de un potaje o cualquier otro plato.. Es casi imposible pasar por las islas y marcharse sin haber probado algún plato con gofio.

Dónde degustarlo:

El gofio dulce con queso es un buena forma de probarlo por primera vez. Lo podemos catar en el Restaurante Mirador de la Peña (Crta. General del Norte-barrio de Guarazoca). Fue diseñado por Cesar Manrique y está considerado Bien de Interés Turístico.

Además de Gofio:

El Hierro ha sido declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera y Geoparque. 

Visita Punta Grande y su hotel más pequeño del mundo, según el libro Guiness de los Récords. No dejes de darte un chapuzón en las Piscinas naturales de La Maceta y contemplar las formas imposibles del Sabinar (un bosquete de espectaculares sabinas retorcidas por la fuerza de los vientos alisios).

En Lanzarote, la miel de Palma

La miel de palma es la savia de la palmera canaria, conocida como Guarapo. La producción se reduce casi en su mayor parte a la isla de La Gomera, aunque se utiliza en todas las islas. Es ideal para acompañar quesos, postres y carnes.

Dónde degustarla:

En Los Aljibes de Tahiche (Bravo Murillo, 6) preparan unas berenjenas con miel de palma de categoría. Diseñado por Cesar Manrique, cuenta con sala de exposiciones y está situado en un entorno alucinante.

Además de miel:

Lanzarote es una isla muy deseada. El que viaja a Lanzarote, repite.

Los Jameos de Agua en Haría o el Parque Nacional de Timafaya en Yaiza, son lugares que debes visitar, al igual que sus maravillosas Playa de Papagayo y las de la Graciosa, el islote vecino.


En La Palma, Almendras

La gastronomía de la Palma se parece a la de Tenerife. Predominan los mojos y se cocina mucho con papas. Lo que no hay son “guachinches” como en Tenerife (bodegas que sirven su propio vino con platos típicos) sino Chiringuitos.

La repostería de La Palma es sobresaliente, y en ella el ingrediente estrella son las almendras: bienmesabe (una especie de mousse), queso de almendras, rapaduras, almendrados (galletas hechas de almendras típicas de Fuencaliente). Postres, ricos en almendra, azúcar y miel, cocinados con cariño en los hornos de leña de las casas de los lugareños y con recetas secretas que pasan de generación en generación.

Dónde degustarlas:

En Los Llanos de Aridane, encontramos la famosísima Repostería de Matilde Arroyo (Benigno Carballo, 6). ¡Una visita de lo más golosa que no deberías perderte bajo ningún concepto!

Y además de galletas:

Hay rincones fantástico por descubrir en la llamada “Isla bonita”. Disfruta de los charcos y playas de Puerto Naos y del Parque Municipal Antonio Gómez Felipe y su cuidado jardín botánico . Y, por supuesto, algo que debería hacer cualquier visitante es recorrer el Parque Nacional Caldera de Taburiente y maravillarse entre sus bosques de pino canario y sus profundos barrancos.

Descubre Canarias desde la gastronomía. Explora cada isla y deléitate con todo cuanto pueden ofrecer además del sol y la playa. Y si deseas alojamiento para tu aventura, encuentra la mayor oferta aquí.