¿TE APETECE ESQUIAR? ¡VEN A LA MASELLA!

 ¿Por qué no hacer un viaje de esquí? ¡La Masella es el lugar perfecto para ello!

 Este invierno...  ¡ven a esquiar a La Masella!

La estación está situada en la cara norte de la montaña La Tossa, en medio de un denso bosque de pinos con el 90% de sus laderas orientadas hacia el norte; estos dos factores favorecen la conservación de la nieve y permiten a los esquiadores disfrutar de una de las temporadas más largas de los Pirineos.
La Masella tiene la mayor diferencia de altura en los Pirineos orientales, con un descenso ininterrumpido de 935 m desde la cima de La Tosa (2,535 m) hasta el Pla de Masella (1,600 m), una auténtica gozada para los amantes de los deportes de nieve.

Además, tiene excelentes instalaciones para garantizar a toda la familia un día perfecto. Hay pistas verdes para todos los principiantes y un jardín de nieve diseñado para los más pequeños. Este escenario ofrece a los esquiadores la oportunidad de disfrutar de la naturaleza por todo lo alto, y en las cotas altas y, en las cotas altas, se pueden experimentar grandes sensaciones con un paisaje muy alpino y unas pistas que no decepcionan a los esquiadores más expertos. ¡Tanto si eres amateur como profesional del snowboard, este es tu sitio!  

Por supuesto, si deseas descansar de tanto deporte, hay muchas actividades que realizar a pocas horas de distancia de la estación, como visitar el barrio Judería, el Paseo de la Muralla, contemplar la Catedral de Girona o recorrer el río Oñar.

Así que, si te animas a disfrutar de un viaje de aventuras en el corazón del Pirineo Catalán y necesitas alojamiento para ello, encuéntralo  aquí.